Artículos, enseñanzas, grabaciones, sesiones especiales, revista gratuita, hipnoterapia, hipnosis clínica y todo sobre el tema.

jueves, 26 de febrero de 2015

El diálogo interno negativo

El diálogo interno negativo
El diálogo interno negativo arruina la vida de muchas personas. Es uno de los problemas más comunes que nos encontramos al realizar terapias. Para mejorar la calidad de vida es indispensable deshacerse de ese diálogo o, al menos, reducirlo notablemente.

Estos diálogos negativos provocan y aumentan estados de ánimo negativos tales como la ira, la ansiedad, la culpa y el pánico.

Puede reflexionar sobre esto y darse perfectamente cuenta que los diálogos internos negativos le hacen daño, sin embargo, se siguen produciendo. Eso es porque los comportamientos y esquemas de pensamiento que los provocan provienen de la mente profunda y dominan la actividad consciente.

El diálogo interior y la ira

Tome la ira, por ejemplo. Supongamos que Isabel tiene un desacuerdo con su colega de trabajo de nombre Carmen. Discuten dejando una sensación de dolor y molestia en Isabel y sin la posibilidad de expresarse. Ahora ya no se hablan a menos que sea absolutamente necesario, ignorándose deliberadamente entre ellas a pesar de que trabajan en el mismo lugar y de que el desacuerdo se produjo hace semanas.

Isabel probablemente está teniendo argumentos internos imaginarios con Carmen diciendo todas las cosas que quería decir en el momento del desacuerdo, una y otra vez, día y noche. Estos argumentos internos o diatribas erosionarán su paz mental, su capacidad de concentración y, por supuesto, su sueño.

Cualquier cosa que le recuerda a Carmen reinicia la molestia interior, vuelve a ejecutar el desacuerdo original, se “oye” discutir, criticar a sí misma por ser ineficaz en tratar con ella, se reprocha a sí misma por no ser capaz de "dejarlo ir " , y así sucesivamente . Cada vez que se hace esto, alimenta su ira.

Este diálogo interno negativo produce también una excitación neurológica y química. Hay aumentos de la frecuencia cardíaca y sus músculos se hacen más tensos. Esta situación probablemente aumenta la confusión interior ya que es probable que también se moleste consigo misma por no ser capaz de controlar sus propios estados de ánimo.

Irónicamente, mientras Isabel está viviendo esta confusión que no la deja dormir, Carmen debe estar dormida pacífica y profundamente en su cama.

Otros ejemplos de diálogo interno negativo

Ansiedad. Daniel es un destacado paisajista y está preocupado por una próxima reunión con los gerentes de una empresa inmobiliaria para revisar el progreso en un complejo proyecto de trabajo.

Así, en el período que va hasta la reunión habla consigo mismo acerca de lo desastroso que será si pierde el trabajo, visualiza todo tipo de "peores escenarios" y se imagina lo horrible que se siente, y habla consigo mismo sobre la forma en que debe actuar para evitar que esto suceda. Sin embargo, su diálogo interno negativo y el ensayo mental hacen que sea muy probable que, en el encuentro en sí, vaya a estar tan tenso y ansioso que se va a producir el mismo resultado al que le ha tenido tanto miedo.

Bloqueo de aprendizaje. Carolina está estudiando para un examen muy importante. Está en juego su carrera y sus ingresos futuros dependen de los resultados del examen. Como sabemos, el aprendizaje y registro de información que pueda ser recordada en el examen requiere de un buen estado de atención y relajación.

Pero la forma de Carolina de tratar de enfocar su atención para este fin es un constante diálogo interno en que comenta su mala memoria, dialoga sobre las consecuencias de no hacerlo bien, y al mismo tiempo, se tensa y desconcentra en lugar de estudiar y así sucesivamente . Su incapacidad para manejar su auto-conversación garantiza que no va a dar un buen resultado en ese examen.

Paz mental

Reducir estos diálogos mejoraran la calidad de nuestra vida y la serenidad mental es tal vez lo más importante para conseguirlo. La paz se vuelve mucho más fácil cuando somos capaces de sentarnos tranquilamente o ir a dar un paseo o disfrutar de una película o un concierto sin tener nuestra charla sobre todas las cosas que hay que hacer, o comentar sobre nuestro desempeño o rumiando sobre el pasado.

Maneras de manejar el diálogo interno negativo

El diálogo interior es una parte normal, importante y valiosa de nuestro procesamiento interno, siempre y cuando sepamos cómo utilizarlo o manejarlo. Pero debido a que pocas personas reciben enseñanza de cómo usar y administrar su proceso de pensamiento, sus sentimientos y mucho menos su plática interna de sí mismas, marchan en la vida a través del método del ensayo y error.

La Programación Neurolingüística puede capacitarle para tener un mejor modelo de cómo usar su mente y su cuerpo. Es una información valiosa para mejorar su vida. Para superar el diálogo interno negativo, la PNL sugiere una serie de opciones.

Si bien se necesita una explicación más amplia, aquí damos una idea para que pueda aplicarlo en su vida.
El cambio necesario a hacer en algunos comportamientos se puede hacer más fácil y más rápido si se combina con la hipnosis.

Bloquear. De esta manera inhibe su capacidad de hablar consigo mismo.

Sustituir. Tener preparado un diálogo interno positivo que se oponga inmediatamente cuando aparezca el diálogo negativo.

Inhibir. Prestar atención a otras situaciones que requieran en gran medida el uso de otros sentidos como el sonido, la visión o las sensaciones físicas.

Hacerlo innecesario. El diálogo interno es un medio de averiguar algo o para despejar la mente. Así que se puede usar para encontrar mejores métodos para solucionar lo que está incomodando.

Reducir. Usar la consciencia, además de algunos de los otros métodos, para reducirlo.

Modular. Cambiar la forma en que habla consigo mismo para que tenga un efecto más favorable y calmante.

Administrar. Desarrollar la capacidad de tomar la decisión de no "alimentar" a ciertas líneas de pensamiento.

Tomar el mando. Como resultado del uso de los otros métodos, el diálogo interno deja de tener dominio sobre la vida, reconociendo que es algo que no pertenece a la persona ni la define, sino que es algo que se está haciendo y que se puede hacer de manera diferente.

Si no se puede evitar, únete.

El diálogo interior es inevitable, es una cualidad de nuestra mente muy valiosa y que nos permite desarrollar la creatividad, reflexionar, evaluarnos y efectuar otros procesos mentales. Sin estas habilidades no seríamos capaces de funcionar de manera muy eficaz en la vida cotidiana.

El problema con el diálogo interno negativo se debe al hecho de que puede no saber manejarlo, o incluso, no saber que se puede manejar. Es un poco como tener un perro de mascota. Si el perro ha sido entrenado puede ser un compañero maravilloso, un ayudante de la seguridad y un amigo con quien jugar. Pero si siempre se le ha permitido hacer lo que desea, puede causar estragos en el interior y exterior de la casa, e incluso poner en peligro la seguridad de los amigos y de la familia.

Usted puede aprender a manejar la charla consigo mismo.

Sergio Valdivia
Experto en Técnicas de Reprogramación Mental
Hipnoterapeuta
Profesor de Hipnosis Clínica y Profesional

0 comentarios:

Publicar un comentario