Artículos, enseñanzas, grabaciones, sesiones especiales, revista gratuita, hipnoterapia, hipnosis clínica y todo sobre el tema.

martes, 20 de septiembre de 2011

Mensajes irresistibles

Las heterosugestiones deben ser lo más universales posibles. Si las sugestiones son muy subjetivas no pueden ser percibidas claramente por nuestro paciente.

Conviene comenzar con sugestiones que tomen elementos de la experiencia concreta inmediata de la persona. Es más natural responder a cosas que encajan que a cosas que no encajan.


Nuestro método de hipnosis no es un proceso de tomar el control sobre la gente. Es un proceso de ofrecerle el control de sí misma porporcionándole la retroacción que normalmente no tendría. Si se intenta convencer a alguien, abrumándole, generalmente su reacción será de resistencia.

Se puede observar la conducta del sujeto y proporcionarle un contexto en el que pueda responder naturalmente a lo que sugerimos. Captar su pulso interno y sintonizar con él, provocando una retroalimentación inconsciente. Luego, ir haciendo transiciones suaves hasta sobrepasar la relación causa-efecto. Así pasaremos suavemente de un estado de consciencia a otro.

Una vez que aprecies que sigue sin dificultad las instrucciones, puedes pasar con seguridad a sugestiones que no impliquen causalidad.

Plantéate la pregunta:

¿Cómo puedo estructurar mi comunicación de forma que a alguien le resulte más fácil realizar lo que quiere?

Y esta otra:
¿Cómo puede mi amigo utilizar la hipnosis para hacer lo que quiere hacer?

Si intentas hacer un elogio a alguien y él se siente insultado, lo que has hecho es insultarlo.
  • (Intentando elogiar)¡Qué bien te ves! ¡Cuánto has adelgazado!
  • (Pensando)Sé que estoy más vieja y trata de adular. Además, no creo que haya estado gorda. ¿Qué se cree este ( CENSURADO )?
  • Resultado: un insulto.

Al comunicarte, lo importante es la respuesta que provocas,
no lo que intentaste comunicar.

Sergio Valdivia

0 comentarios:

Publicar un comentario