Hipnosis en México

Artículos, enseñanzas, grabaciones, sesiones especiales, revista gratuita, hipnoterapia, hipnosis clínica y todo sobre el tema.

martes, 4 de agosto de 2015

La inducción formal

La inducción formal es un proceso elaborado y secuencial para provocar una inducción hipnótica.

En rigor, no necesitamos un trance formal para entrar en autohipnosis o para hipnotizar a alguien, dado que la hipnosis es un proceso natural.

Sin embargo, vea esta situación. Gabriela es una joven estudiante que tiene estados depresivos, tiene inseguridad y bajo concepto de sí misma. Tenemos varias sesiones y ella entra fácilmente en un trance mediano. Va mejorando semana a semana. Sin embargo, un día me explica que se siente insegura de tener resultados, porque nota que no se duerme profundamente. Le explico que para introducir frases al subconsciente que le ayuden a su crecimiento personal, no hace falta entrar en estados profundos. Basta un trance leve y el efecto es el mismo. Más aún si consideramos que ella puede escuchar claramente las sugestiones que se le entregan, lo que da confianza y tranquiliza.
No obstante, no queda muy convencida. Llevo la conversación hacia el tema de la hipnosis en general, cómo supo de esta técnica, etc. Entonces en medio de su relato me cuenta que una vez vio una película donde el hipnotizador utilizaba un péndulo para dormir a alguien.

martes, 28 de julio de 2015

Métodos

Párpados cerrados

"Una de las técnicas más comunes de catalepsia es la de los párpados cerrados. En este método usted se sienta cómodamente y mira fijamente algún objeto, como un cuadro o una pared en blanco. Dígase a sí mismo que sus párpados están muy, muy pesados. Continúe mirando fijamente y diciéndose a sí mismo que sus párpados están muy pesados, que desean cerrarse. Pronto, sentirá sus párpados muy pesados y se cerrarán. A continuación, empiece a sugerir la catalepsia. Repítase a sí mismo que sus párpados están tan pesados que no le será posible abrirlos. Utilice frases como: "mis párpados están increíblemente y maravillosamente pesados". Palabras como "maravilloso" y "agradable" permiten que la mente comprenda que es una pesadez positiva. Esto aumenta el incentivo a que los ojos se cierren. Dígase a sí mismo que, a medida que los ojos se vayan cerrando y se queden pegados, usted irá entrando cada vez más profundamente en sí mismo, hacia un lugar maravilloso de sanación y creatividad. Continúe repitiendo esta frase, dejando que sus ojos estén cada vez más pesados, hasta que se cierren del todo. Dígase a sí mismo que están increíblemente pesados, completamente cerrados, maravillosamente, agradablemente pesados, tan pesados que no podría abrirlos ni siquiera queriéndolo . Intente abrirlos, inténtelo con fuerza si así lo desea. Dígase a sí mismo que cuando más intenta abrirlos, más cerrados están, llevándolo cada vez más profundamente hacia su interior. Puede probar la cerradura si lo desea. Si este método le funciona bien, sus párpados no se abrirán hasta que usted les permita hacerlo. Sea consciente de sus párpados cerrados y déjese llevar más profundamente. Cuando esté listo para salir, dígase a sí mismo que sus párpados se están soltando y que se sienten perfectamente. Entonces salga del trance."

Dejarse caer


Este método permite asociar el movimiento de los ojos a la "caída" en una relajación profunda.

Sentado en estado de relajación contemple algo tranquilo como una pared, un dibujo o el cielo a través de la ventana. Mire relajadamente hacia adelante mientras inspira profundamente y, manteniendo la cabeza erguida, eleve la mirada hacia arriba. Cuando haya terminado de inspirar. Contenga la respiración y cierre los ojos. Cuente hasta diez. Mientras cuenta, sus ojos continúan mirando hacia arriba con los párpados cerrados. Al llegar a diez, espire rápidamente, bajando los ojos. Al hacerlo, relaje totalmente los músculos y experimente la sensación que su cuerpo se deja caer suavemente en la silla.
}
Puede repetir si es necesario dos o tres veces el proceso.

Sumergiéndose


Sentado en actitud de relajación, sienta que su cuerpo se sumerge en cálidas aguas azules o turquesas. Sienta como fluye el agua cálida junto a usted a medida que se va sumergiendo cada vez más.

Imagínese descansando finalmente sobre un suave fondo arenoso de arenas blancas. Las corrientes cálidas lo mueven muy ligeramente hasta que se encuentre en el perfecto lugar de descanso. Disfrute una sensación profundamente acogedora.

La escala


Imagine que va descendiendo por una escala. Dígase que a medida que va bajando un nuevo escalón, se siente muy bien, muy agradable y que va entrando en un estado cada vez más profundo. Sienta como su cuerpo se va adormeciendo a medida que se desciende.

La llama violeta


Imagine que una luminosidad flameante de color azul va cubriendo su costado izquierdo desde su hombro hasta los pies. Una vez que la tenga bien construida mentalmente, imagine una luminosidad flameante de color rojo que cubre su costado derecho. Sienta como se va relajando profundamente. En seguida, imagine que las dos luminosidades se entrelazan formando una luz radiante de color violeta muy agradable. Imagine que se va transformando en una especie de neblina violeta. Dígase que a medida que la neblina se va haciendo más profunda, usted ingresa a un estado mental más profundo y agradable.

El túnel de la mente


Construya la imagen mental de un túnel. Sienta que desea entrar en él y que es muy agradable hacerlo, pues al recorrerlo se irá relajando profundamente y entrando a lo más profundo de su ser, donde dejará los mensajes positivos que reemplazarán a su antigua programación. El túnel le llevará a un lugar donde podrá visualizar lo que quiere lograr para usted. Al final de este túnel, que recorrerá lentamente, se encontrará a sí mismo y se verá con su meta realizada. Estas imágenes quedarán en lo más profundo de su mente y la programarán para llevarlo a su objetivo. El final del túnel puede ser otro lugar imaginario o puede ser un espacio de sí mismo, de su propia mente.

lunes, 13 de julio de 2015

Inducción Hipnótica por procedimiento natural o directo

Inducción Hipnótica por procedimiento natural o directoEn estos procedimientos, el sujeto es estimulado a desarrollar en sí mismo el estado emocional hipnótico por un operador (en el ambiente experimental o terapéutico) o por cualquier otra persona (en un ambiente de la vida diaria) que asume una actitud análoga a la que suelen asumir los padres para provocar un estado emocional hipnótico positivo o negativo en sus hijos.

La actitud comprensiva y aceptadora se asocia al estado emocional hipnótico positivo y la actitud autoritaria al impositivo. Por medio de estas actitudes (y no de técnicas) se estimulan los condicionamientos y las asociaciones a la entrada en el estado emocional hipnótico que el sujeto había desarrollado en su vida, y si el está emocionalmente dispuesto para ello se desencadena el desarrollo de dicho estado.

lunes, 6 de julio de 2015

Aprendizaje en Hipnosis Profunda

En el período de evaluaciones finales del primer semestre del curso 1997, siete estudiantes en riesgo académico fueron sometidos a inducción hipnótica, para que estudiaran la materia en dos sesiones de hipnosis muy profunda, durante las cuales se les dieron sugerencias de seguridad, concentración máxima, reforzamiento de capacidades intelectuales, aumento de la afectividad positiva hacia el estudio, potenciación de las capacidades de memoria, análisis, síntesis, resumen y generalización. El proceso transcurrió con sordera selectiva y visión selectiva. Los resultados en el examen final fueron comparados mediante la prueba de los signos, con los resultados anteriores obtenidos en la asignatura, comprobándose un aumento significativo del rendimiento.

Es conocido que la hipnosis ha sido utilizada con fines de aguzamiento de habilidades mentales como la concentración, la memoria, la comprensión, y para el mejoramiento del proceso docente educativo en general mediante su aplicación en diversas actividades docentes. Las experiencias en el aprendizaje de habilidades deportivas que requieren concentración mental, como la ballestería, son citadas en la literatura mundial, así como el empleo en la enseñanza.

jueves, 2 de julio de 2015

La inducción y las sugestiones post-hipnóticas

Inducción y sugestión post hipnótica

Hay muchos tipos de inducciones y elegir cuál método emplear depende del hipnólogo y del cliente. Después de varias sesiones, las inducciones pueden ser muy rápidas. Sin embargo, una inducción típica puede durar entre 5 y 15 minutos.

En la hipnosis interactiva, el hipnólogo y el cliente conversan. El cliente está creando la experiencia deseada o entrando en su mente subconsciente; y está comunicando su o sus experiencias al hipnólogo. Una visualización dirigida hacia lo que se quiere lograr también puede ser parte de esta intervención interactiva. La sesión siempre acaba con las sugerencias post-hipnóticas para fijar nuevas conductas o percepciones.